Historia, Cultura y Tradiciones Populares Españolas



Nuestras Imagenes

LOGEATE

Usuarios Online

No hay usuarios conectados

Notificaciones

No tiene permisos para acceder a este apartado.
Necesita acceder primero.

Estadísticas

OS: Linux c
PHP: 4.4.9
MySQL: 5.0.83-log
Hora: 19:27
Caching: Enabled
GZIP: Enabled
Usuarios: 333
Noticias: 213
Enlaces: 51
Visitantes: 1419969
Inicio arrow Artículos arrow Alfonso Graña, Rey de los Jibaros
Alfonso Graña, Rey de los Jibaros PDF Imprimir E-Mail
Calificación del usuario: / 6
MaloBueno 
Escrito por Carlos   
lunes, 02 de julio de 2007

Alfonso Graña  La leyenda arranca en la Galicia pobre de finales del siglo XIX. Alfonso viene al mundo en 1878 con el nombre de Ildefonso, hijo de un sastre y de una tabernera, en una agreste aldea (Amiudal) del municipio ourensano de Avión. El hambre y las enfermedades lo empujan a emigrar a los 18 años. En Brasil sangra los árboles del caucho. En Perú desempeña oficios diversos. A principios de los años 20 está establecido en Iquitos, donde hace tertulia con el librero gallego Cesáreo Mosquera. Hasta que un día sus huellas se esfuman en la selva.

 Pudo haber sido raptado por los indios aguaruna. O bien pudo haber matado a un hombre en una discusión y huir. Lo que es seguro es que se encontró con los jíbaros, contrajo matrimonio con una india que desde un primer momento se encaprichó del gallego (probablemente, la hija de un jefe y que le salvó la vida "y la cabeza") y ganó influencia sobre los indígenas hasta adquirir rango de monarca. O quizás sucedió a su suegro en el mando. Sea como fuera, dos años después de su desaparición, el gallego Mosquera se frotaba los ojos en Iquitos al borde del muelle: su amigo Alfonso venía río abajo, capitaneando dos balsas llenas de indios y tesoros de la selva.

Cita de Maximino Fernández Sendín, empresario y etnógrafo ovetense que el año pasado publicó Alfonso I de la Amazonia, rey de los jíbaros: Graña «tenía espíritu de aventurero y también mercantil, de judío. E, indudablemente, una gran inteligencia natural. Logró que le siguieran y le admiraran los jíbaros».

Del gallego aprendieron los indígenas a mejorar la extracción de sal y a desecar paiche, el pez típico de la zona. Graña les construyó molinos. Y en Iquitos los fascinaba comprándoles helados o paseándolos en el Ford de su amigo Mosquera. Maximino, último biógrafo de Graña, está convencido de que aquel indio era su hijo. La etiqueta de ahijado le serviría al gallego para ocultar a los blancos la verguenza de mezclarse con una india. Es por esta pista genealógica por la que Antonio Abreu, entusiasta a sus 70 años, viajó semanas atrás al Amazonas. El encuentro con el falso Graña no le ha desanimado. Está dispuesto a volver hasta dar con los auténticos descendientes del gallego que fue rey allí.


Add as favourites (75) | Cite este artículo en su sitio | Views: 1715

Comentarios (2)
RSS de los comentarios
1. 02-07-2007 14:16
Madre mia
Hay cosas que son una locura, quién le iba a decir a Graña que acabaría así, jajajajajaja. 
 
Increible
Registered
cesar
2. 03-07-2007 12:27
Madre mia
De ser comido y reducida su cabeza para usar como adorno, a rey de los Jíbaros. El amor es así de impredecible, dijo me lo como, o me caso con el, jeje. Un saludo
Registered
Raekius

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios.
Por favor, vaya a login, o regístrese.

Powered by AkoComment Tweaked Special Edition v.1.4.3

 
< Anterior   Siguiente >
© 2010 AECYT
Joomla! is Free Software released under the GNU/GPL License.
Top de Historia





Si quieres saber de las ultimas peliculas de cine y estrenos de cartelera, por el contrario aqui encontraras informacion sobre el mundo GNU/Linux y Linux Mint en especifico. Para hablar de debate sobre Politica y economia